Lo que nuestro Padre nos da

Posted on

Por Alberto González

Lucas 11:1-11
Aconteció que, estando Jesús orando en cierto lugar, cuando terminó, uno de sus discípulos le dijo: —Señor, enséñanos a orar, como también Juan enseñó a sus discípulos. El les dijo: —Cuando oréis, decid: “Padre nuestro que estás en los cielos: Santificado sea tu nombre; venga tu reino; sea hecha tu voluntad, como en el cielo, así también en la tierra. el pan nuestro de cada día, dánoslo hoy; y perdónanos nuestros pecados porque también nosotros perdonamos a todos los que nos deben. Y no nos metas en tentación, mas líbranos del mal.”
Les dijo también: —Supongamos que uno de vosotros tiene un amigo y va a él a la medianoche y le dice: “Amigo, préstame tres panes, porque ha llegado a mí un amigo de viaje, y no tengo nada que poner delante de él.” ¿Le responderá aquél desde adentro: “No me molestes; ya está cerrada la puerta, y mis niños están conmigo en la cama; no puedo levantarme para dártelos”?
Os digo que, aunque no se levante a dárselos por ser su amigo, ciertamente por la insistencia de aquél se levantará y le dará todo lo que necesite. Y yo os digo: Pedid, y se os dará; buscad y hallaréis; llamad, y se os abrirá. Porque todo aquel que pide recibe, y el que busca halla, y al que llama se le abrirá. ¿Qué padre de entre vosotros, si su hijo le pide pescado, en lugar de pescado le dará una serpiente?

El escritor Myles Munroe autor de varios libros, dice que para muchos cristianos la oración ha perdido interés y por lo tanto ya casi no oran, quizás porque no creen que sus oraciones vayan a ser respondidas o porque no recibieron lo que habían pedido. Durante tantos años estoy convencido de la eficacia de la oración. En toda mi vida cristiana he recibido tantas oraciones contestadas. Muchas peticiones han venido inmediatamente, otras han tardado años, algunas de esas peticiones la respuesta de Dios ha sido “no” pero a cambio he recibido otras respuestas no solicitadas por mi. la oración trae tres respuestas de Dios: Si, Espera, No.

Jesús oraba. Siendo Dios hecho hombre, su vida fue de oración.

El nos puso el ejemplo al orar y hay tantas enseñanzas de la oración en los evangelios. La oración es indispensable para la vida cristiana. la oración bajo la presencia del Espíritu Santo es una delicia. Yo era un dormilón, ahora mi oración es un río de gloria, voy corriendo a su encuentro y el viene a mi. La oración no es una opción, es necesario que los cristianos ore, queremos tantas cosas de Dios pero no nos acercamos a el en oración confiada.

Jesús nos dejo un modelo de oración. El Padre nuestro es un modelo de oración. El Señor nos dijo que no oráramos con vanas repeticiones, pero si nos dijo que teníamos que orar con perseverancia. Esta perseverancia implica repetir nuestra petición. Dios quiere darnos lo que le pedimos. El no necesita que se lo repitamos, pero nosotros necesitamos ejercitarnos en la fe. Como los alumnos repiten planas hasta que mejoran la letra y les sale bien.

Nuestra oración va dirigida al Padre, Abba significa papito y es una expresión domestica de uso en las familias judías. Dios es nuestro Padre Amoroso, nuestro acceso al Cielo es hacia un Padre que siempre nos mira con amor y simpatía. Dios es nuestro Padre bueno. La Biblia dice que ninguno le puede llamar a Dios Padre sino es por el Espíritu Santo. Necesitamos ser llenos del Espíritu Santo para portarnos como verdaderos hijos de Dios. Con esa confianza en Dios nuestro Padre.

La oración modelo del Padre Nuestro abarca todo el ámbito de nuestra vida. Nos enseña a glorificar a Dios, nos trae el cielo a la tierra. Pedimos su provisión. Nos enseña acerca de pedir perdón por nuestros pecados. Nos enseña a perdonar. Nos enseña a tratar con nuestro enemigo el diablo. 

En el contexto de la enseñanza nos habla de la historia del hombre que el amigo le pidió algo a medianoche, y el por su importunidad o atrevimiento recibe el pan. Porque no quería seguir siendo molestado le dio, por no ser descortés según la filosofía social judía de ser hospitalarios con sus vecinos y amigos. Cuanto más nuestro Padre Celestial que es bueno no nos dará todas las cosas. El Padre es bueno y generoso. Pidan y se les dará busquen y encontraran, llamen y se les abrirá la puerta. Pero pidan, busquen y llamen, no van a ser defraudados.

En nuestro ministerio profetizamos, oramos por los enfermos, lleva un riesgo pero si nuestro temor e incredulidad nos impide bendecir a la gente entonces estaríamos predicando un evangelio sin poder.

Pidiendo lo Espiritual y lo Material. Si el Padre nuestro nos enseña a pedir la provisión diaria porque no creemos que Dios nos pueda bendecir. Dios nos enseña a pedir el pan de cada día pero los huevos y el pescado de cada día, todo le necesario que necesita una familia en su casa.

Hay gente que tiene fe para lo material, pero no tiene fe para lo espiritual. La fe, el amor, la santidad, su gracia, su amor, los milagros, los prodigios, sus riquezas espirituales. Dios no da serpientes y escorpiones. El da lo bueno porque Dios es bueno. Hay iglesias que sin el Espíritu Santo seguirían igual como siempre, si el precioso Espíritu Santo estuviera con ellos no podrían ser los mismos. Si el Padre nos a su Hijo Jesucristo, ¿Como no nos dará a su Espíritu Santo y todas las cosas?

(Prédica del pastor Alberto González domingo 21 de noviembre 2010)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s