Escuchando su voz en los tiempos difíciles

Posted on

Por Paty González

Juan 10:1-6
Ciertamente les aseguro que el que no entra por la puerta al redil de las ovejas, sino que trepa por otro lado, es un ladrón y un bandido.
El que entra por la puerta es el pastor de las ovejas.
El portero le abre la puerta, y las ovejas oyen su voz. Llama por nombre a las ovejas y las saca del redil.
Cuando ya ha sacado a todas las que son suyas, va delante de ellas, y las ovejas lo siguen porque reconocen su voz.
Pero a un desconocido jamás lo siguen; más bien, huyen de él porque no reconocen voces extrañas.
Jesús les puso este ejemplo, pero ellos no captaron el sentido de sus palabras.

¿Cuáles son las características de las ovejas que hacen que el Señor se acuerde de usted y de mí? ¿Qué esta diciendo El en realidad cuando se refiere a nosotros de ese modo?
Los pastores y ganaderos dicen que son animales que prácticamente son indefensos ante los depredadores. No son muy hábiles, tienen la inclinación de seguir unas a otras al peligro. Y dependen absolutamente de sus amos humanos para su seguridad.

El doctor Dobson en su libro Frente a la Vida, ilustra de manera detallada la frase como ovejas que no tienen pastor… su visita a un lugar donde empacan carne. Cuenta que estaba el rebaño de las ovejas y estas estaban nerviosos, asustadas, sentían el peligro y la inseguridad del lugar. En el matadero había una rampa donde tienen que pasar las ovejas por una puerta que las lleva directamente hacia su sacrificio. Usan una cabra judas para hacer que las ovejas entren por esa rampa.

La cabra-Judas se mezcla con el rebaño y camina confiadamente hacia la rampa da unos pasos y voltea hacia las ovejas, luego da otras pasos sobre la rampa y vuelve a voltear hacia atrás. Entonces las ovejas una por una siguen a la cabra hacia la rampa y entonces la cabra entra a la puerta de la izquierda, y dejan abierta la puerta que lleva hacia el matadero hacia la muerte.

Esa fue una ilustración dramática del comportamiento irreflexivo del rebaño.

La característica de las ovejas es que tienen buen oído. Ellas conocen la voz de su pastor. Nosotros somos ovejas de Jesús los que estamos en su rebaño, siendo parte de su pueblo.

Jesús es el buen pastor y El conoce a sus ovejas, a cada una de ellas, por nombre, cada detalle, de forma personal, no se le pierde nada de sus ovejas, no se le pasa ninguna situación que sus ovejas pasan, toda circunstancia la conoce.

Y las ovejas conocen su voz.
La voz de Jesús es tierna cuando pasas tiempo de aflicción y de angustia. Su consuelo y amor te sostiene en los tiempos de calamidad y pesar, de dolor y tristeza. Es firme fuerte y directa cuando estas en peligro, esos tiempos de tentación donde corres peligro de perderte lejos del buen pastor. Su voz puede ser fuerte pero es para rescatarte de algo dañino
 
Como pueblo de Dios necesitamos aprender a escuchar su voz constantemente la oiremos si nos acercamos a El diariamente, en nuestro tiempo de meditación y de lectura de la Palabra, cuando nos congregamos estamos oyendo su voz a través de los pastores y maestros de la Palabra de Dios.

El relato de la conquista de Canaán es una buena ilustración de cómo a veces tenemos nuestras dudas de la dirección de Dios. Hay tiempos muy difíciles de ver el camino, pero si aprendemos a estar en su Presencia podemos distinguir su voz y dirección para nuestra vida y nuestra familia.

Josue 5:
Estando Josué cerca de Jericó, alzó sus ojos y vio un varón que estaba delante de él, el cual tenía una espada desenvainada en su mano. Y Josué, yendo hacia él, le dijo: ¿Eres de los nuestros, o de nuestros enemigos?

Los hombres de Dios meditan en los planes que tienen que hacer, ven las metas y se pregunta ¿Cómo le voy a hacer aquí? ¿Qué tengo que hacer para conquistar esta tierra de promesas? Dios me dio una misión y estoy en proceso del cumplimiento. Josue tenía alrededor de 60 años y durante los últimos 40 años había sido un hombre de batallas, todas ganadas, estaba invicto en sus batallas. Pero cada batalla fue diferente una de la otra, ahora empezaba una nueva etapa de su vida, estaba encargado de llevar un pueblo grande a la tierra de Canaán y establecerlos ahí, necesitaba escuchar una nueva estrategia para hacerlo. Siempre nuestras metas debemos de alcanzarlas usando los planes para cada una de esas metas. Por esta razón debemos escuchar la voz de Dios para que nos de dirección.

Isaías 48:17
Así ha dicho Jehová, Redentor tuyo, el Santo de Israel: Yo soy Jehová Dios tuyo, que te enseña provechosamente, que te encamina por el camino que debes seguir.

Jesús es nuestra protección y seguridad, el pelea por nosotros, no se dormirá el que guarda a Israel, dice el salmo 121:4

Josue pregunto ¿Quien eres? Porque no tenía claridad de quien se trataba su visitante.

En tiempos difíciles, podemos perder el enfoque y aun el camino. Si estas necesitando claridad, visión o enfoque necesitas preguntarle a quien te da la sabiduría e inteligencia. Quien eres? De los nuestros o de nuestros enemigos

El respondió: No; más como Príncipe del ejército de Jehová he venido ahora. Entonces Josué, postrándose sobre su rostro en tierra, le adoró; y le dijo: ¿Qué dice mi Señor a su siervo?

Y el Príncipe del ejército de Jehová respondió a Josué: Quita el calzado de tus pies, porque el lugar donde estás es santo. Y Josué así lo hizo.

El Príncipe del ejército de Jehová le dio un mandato sencillo, Jesús nos dice lo mismo a nosotros que le dijo a Josué.

Quítate los zapatos porque este lugar es santo. Quitarse las sandalias significa humildad y respeto de la santidad de Dios. Hacer a un lado el orgullo y soberbia, nuestras propias justicias y nuestras propias creencias, aquellas que son enseñadas de generación en generación, si estas creencias no están basadas en la Palabra de Dios entonces pueden desviarte de la verdad.

Josué era un hombre bien enseñado por Moisés y estuvo en cada batalla con la dirección de Dios y conocía mucho de guerra, sin embargo al iniciar la conquista de Canaán Dios le dijo que se despojara porque venia algo nuevo y una nueva forma de hacer las cosas. El escucho lo que Dios tenia para el, escucho lo que necesitaba, “quítate las sandalias” para que puedas tocar lo santo y conocer lo que Dios quiere darte a ti y a todo el pueblo. Cuando el hombre toca lo santo se santifica, y cuando toca lo sucio se ensucia.

Números 19:22
Todo lo que el inmundo tocare, será inmundo; y la persona que lo tocare será inmunda hasta la noche.

Éxodo 30:29
Así los consagrarás, y serán cosas santísimas; todo lo que tocare en ellos, será santificado.

Erick “el nadador” Moussambani de Guinea Ecuatorial participo en los juegos olímpicos de Sydney Australia. El joven de veintidós años fue aceptado en la competencia por el comité olímpico quien le dio la oportunidad a los países pobres de participar de una forma especial sin las normas establecidas para los nadadores el joven aprendió a nadar en el mismo año de las olimpiadas en una alberca de veinte metros de largo sin líneas de separación, nunca había nadado en una alberca de mas de cincuenta metros de largo, entro en la competencia de 100 metros de estilo libre. Por empezar mal sus otros dos compañeros fueron eliminados de la competencia así que tuvo que nadar solo en la alberca olímpica, según la prensa que cubrió la competencia lo llamo “encantadoramente inepto” ya que nadaba con la cabeza sobre la superficie del agua, y cuando estaba a dos metros de terminar la carrera se detuvo y estuvo así lo que a la audiencia le pareció una eternidad, pensaron que se ahogaría, entonces se pusieron de pie y empezaron a darle gritos de animo y ovacionarle, Erick entonces continua nadando y llego a la orilla de la alberca, cuando pudo recuperarse con la ayuda de un interprete dijo: quiero darle las gracias a todos aquellos que me animaron a continuar, sin su animo no habría podido terminar la carrera.

Salmo 27:13
Hubiera yo desmayado, si no creyese que veré la bondad de Jehová En la tierra de los vivientes.

El deseo de Jesús es darte lo que anhelas en este tiempo y lugar, es parte de su promesa pero tienes que creer en El, es confiar en el y seguirle, pedirle dirección y guianza.

Los temores, argumentos, malas experiencias, noticias y chismes del mundo, sonido que te hace estremecer, llévalos en oración a los pies de Cristo y di como Josue, ¿que dice mi Señor a su siervo? Porque todas estas cosas que te causan inseguridad te impiden avanzar, la fe te ayudará a darte la victoria en la batalla de conquistar lo que esta enfrente de ti, Seamos hombres y mujeres valientes y esforzados que tenemos la fe para derrotar los temores y angustias y alcanzar lo que Dios tiene preparado para nosotros. Aprendamos a escuchar la voz de Dios en medio de las batallas, meditemos en su Palabra y busquemos su dirección, el es nuestro protector y siempre va delante de nosotros, nunca lo olvides, eso es la fe, confiar que esta caminando como el pastor guía al rebaño, enfrente y buscando los pastos verdes.

(Predica de Patricia González en Kairos Internacional domingo 12 de septiembre de 2010)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s