Mujeres protagonistas de la historia (Parte 1)

Posted on

Por Paty González

Hoy en día como en todos los tiempos, se encuentran mujeres haciendo historia, en diferentes áreas nuestra sociedad, en las artes, en la cultura, en el deporte, en la política, en la ciencia. Etc. También encontramos mujeres haciendo historia en el área espiritual, son mujeres fieles a Dios, constantes en la búsqueda de Dios, personas apasionadas por Dios creciendo en gracia y conocimiento de Dios, para cambiar sus familias, mejorar su vida, y su mundo. Tales mujeres son necesarias en nuestros días, en nuestras familias, en nuestra sociedad, y en el mundo en general. Cuando las mujeres se levantan ejerciendo sus dones y capacidades con que fueron dotadas por Dios, son fuerte influencia y como consecuencia una ayuda excepcional para las nuevas generaciones las cuales vienen detrás de nosotros. Mujeres que son esposas, madres, amigas, maestras, etc. Que están entregando su vida a favor de sus familias. En ocasiones hemos escuchado decir esa mujer me ayudo en un tiempo difícil de mi vida o ella ha sido una inspiración para mi si no fuera por ella, yo no estaría aquí. Comentarios como estos nos hacen pensar que una mujer bien enfocada y dirigida por Dios puede ser de gran ayuda a la humanidad y cambiadora de historias.

Hay lugares en el mundo donde la mujer es reprimida de toda su creatividad y dones. En otros lugares se le considera un objeto sexual, o una boca que alimentar más en la familia. Existen países donde se les considera que serán una carga a la familia. No se dan cuenta que cuando nacen las niñas serán una ayuda y bendición para este mundo.

Lo cierto es que Dios creo a la mujer con grandes propósitos. La creo para ser una persona fructífera y para señorear en la vida a la par que al hombre.

Génesis 1:27-28
Y creó Dios al hombre a su imagen, a imagen de Dios lo creó; varón y hembra los creó.
Y los bendijo Dios, y les dijo: Fructificad y multiplicaos; llenad la tierra, y sojuzgadla, y señoread en los peces del mar, en las aves de los cielos, y en todas las bestias que se mueven sobre la tierra.

Las mujeres no están aquí para hacer competencia con los hombres, sino para juntos caminar y alcanzar esas metas y retos, que en equipo es posible conquistar. Cuando un hombre trabaja sin su ayuda idónea es mas pesada la carga que cuando tiene su compañera a un lado.

En un mundo de puros hombres no existiría la multiplicación, de la misma forma en un mundo de solo mujeres no hubiera fructificación. Tanto el hombre como la mujer están hechos el uno para el otro para producir juntos todo lo que Dios planea para ellos.

Patricia González (Kairos Internacional)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s