Empujados al éxito

Posted on Actualizado enn

Por Alberto González

Hechos 16:16-31
Aconteció que mientras íbamos a la oración, nos salió al encuentro una muchacha que tenía espíritu de adivinación, la cual daba gran ganancia a sus amos, adivinando.
Esta, siguiendo a Pablo y a nosotros, daba voces, diciendo: Estos hombres son siervos del Dios Altísimo, quienes os anuncian el camino de salvación.
 Y esto lo hacía por muchos días; mas desagradando a Pablo, éste se volvió y dijo al espíritu: Te mando en el nombre de Jesucristo, que salgas de ella. Y salió en aquella misma hora. Pero viendo sus amos que había salido la esperanza de su ganancia, prendieron a Pablo y a Silas, y los trajeron al foro, ante las autoridades;
 y presentándolos a los magistrados, dijeron: Estos hombres, siendo judíos, alborotan nuestra ciudad, y enseñan costumbres que no nos es lícito recibir ni hacer, pues somos romanos. Y se agolpó el pueblo contra ellos; y los magistrados, rasgándoles las ropas, ordenaron azotarles con varas. Después de haberles azotado mucho, los echaron en la cárcel, mandando al carcelero que los guardase con seguridad.
El cual, recibido este mandato, los metió en el calabozo de más adentro, y les aseguró los pies en el cepo. Pero a medianoche, orando Pablo y Silas, cantaban himnos a Dios; y los presos los oían. Entonces sobrevino de repente un gran terremoto, de tal manera que los cimientos de la cárcel se sacudían; y al instante se abrieron todas las puertas, y las cadenas de todos se soltaron. Despertando el carcelero, y viendo abiertas las puertas de la cárcel, sacó la espada y se iba a matar, pensando que los presos habían huido. Mas Pablo clamó a gran voz, diciendo: No te hagas ningún mal, pues todos estamos aquí. El entonces, pidiendo luz, se precipitó adentro, y temblando, se postró a los pies de Pablo y de Silas; y sacándolos, les dijo: Señores, ¿qué debo hacer para ser salvo?
 Ellos dijeron: Cree en el Señor Jesucristo, y serás salvo, tú y tu casa.

En un estudio científico realizado con animales, pusieron una jaula llena de changos y en lo alto de la jaula pusieron una penca de plátanos, cuando los changos intentaban alcanzarlos con una manguera eran bañados hasta que todos desistían de tomarlas. Así hicieron por muchos días. Después sacaron a la mitad de estos animales y pusieron nuevos changos para iniciar otra vez el procedimiento. Esta vez los nuevos changos intentaron alcanzar las bananas y fueron agredidos por los viejos changos que no querían recibir los baños de agua por alcanzar las bananas. De esta manera se comportaban los changos, cada vez que uno empezaba a trepar la jaula para tomar una banana, los demás lo golpeaban y lo jalaban hasta que el pobre chango, bajaba todo lastimado. y cambiaron nuevamente la mitad de los changos con otros nuevos, e hicieron lo mismo los animales cuando uno de ellos se atrevía a tomar un plátano, todos se le echaban encima. Esto creo un paradigma, una forma de conducta aprendida que moldeo a estos animalitos.

En la ciencia un paradigma es un conjunto de conceptos aprendidos por el método científico, cuando nuevos descubrimientos dan luz a mas conceptos sobre una ciencia se produce “un cambio de paradigmas”. Existen paradigmas científicos, sociales, religiosos.

Cuando se produce un cambio de paradigma trae una gran oposición. Galileo Galilei cuando se atrevió a decir al mundo que la tierra era redonda y que orbitaba alrededor del sol, la religión lo amenazó de manera que tuvo que retractarse,“Y sin embargo se mueve” cuentan que dijo quedamente saliendo del juicio que le hicieron en su contra declarándolo como sospechoso de herejía.

Hay hombres y mujeres de Dios que salen de su mediocridad espiritual y son causa de ataque por los religiosos.

El evangelio del Señor Jesucristo rompe paradigmas religiosos.

El mensaje del evangelio es locura para los incrédulos, es un choque de la verdad contra la mentira, es el reino de Dios invadiendo el reino de las tinieblas.

La verdad de la Palabra de Dios

ESTABLECE A DIOS COMO EL SER SUPREMO Y QUE SOLO EN CRISTO HAY SALVACIÓN

En los tiempos cuando Pablo y Silas estaban en Tiatira había una joven que tenia un espíritu de pitón o adivinación, ese espíritu quería traer confusión en el mensaje de Pablo igualando el evangelio al nivel de la idolatría romana. Cuando Pablo reprende ese espíritu la joven queda libre porque en Cristo Jesús hay liberación y si el nos libera somos verdaderamente libres. Jesús en la cruz del calvario exhibió a los demonios como vencidos y los paseo en un desfile de perdedores. La joven ya no adivinaba y eso fue motivo de enojo de los amos de esta chica porque perdieron la esperanza de su ganancia, lo cual hizo que Pablo y Silas fueran castigados y encarcelados y metidos en un cepo. Había un joven que andaba en satanismo y un día vio como el poder de Dios se manifestó y el pensó: Jesús es más poderoso que el diablo, ¿Que estoy haciendo aquí con los perdedores?

En Cristo Jesús hay Justicia

La joven era una esclava de los hombres y del diablo. Hubo un hombre en Inglaterra que luchó contra la esclavitud, para que los hombres que traían de África y los vendían como esclavos fueran liberados y tuvieran todas las oportunidades que tienen los demás. En Cristo Jesús dejamos de abusar, explotar, engañar a nuestros semejantes. Aprendemos a tratar a nuestra familia con justicia, amor y misericordia.

Vivir por Cristo trae persecución

2 Timoteo 3:12
Y también todos los que quieren vivir piadosamente en Cristo Jesús padecerán persecución;

Los profetas fueron perseguidos por proclamar la verdad, Jesús fue perseguido por hablar de la verdad, los apóstoles fueron perseguidos por predicar de Cristo Jesús. Cada avivamiento que se ha producido alrededor del mundo ha sido objeto de persecución. En 1994 en Toronto hubo un avivamiento que fue duramente atacado por los mismos cristianos. En Los Ángeles el avivamiento que se produjo en la calle Azuza también fue objeto de persecución.

La presencia de Dios trae avivamiento y el avivamiento trae reformas. En Inglaterra logro la abolición de la esclavitud. El avivamiento trae cambios radicales.

El diablo y la religión siempre trataran de encarcelar la verdad de Dios. Pablo y Silas recibieron muchos golpes, los echaron a la cárcel y los pusieron en el cepo. Los cristianos llenos del Espíritu Santo son un peligro.

Alabanza o quejabanza

Cuando Pablo y Silas se pusieron a adorar al Señor en la cárcel, cantaron himnos a Dios y todos los presos escuchaban la forma que estos hombres tan extraños que ha pesar de todo seguían adorando a Dios, de repente se produjo un terremoto y las cadenas de los presos se rompieron y las puertas se abrieron. Cuando Su presencia baja todo se estremece, se rompen cadenas y se abren cárceles es porque el poder de Dios obra a favor de sus hijos. El carcelero entro corriendo a donde estaban todos los presos, y entonces tomo su espada para suicidarse, Pablo le dijo no te hagas daño aquí estamos todos. El carcelero un hombre rudo se postro enfrente de Pablo y de Silas preguntándoles: ¿que debo de hacer para ser salvo? ellos le contestaron: Cree en el Señor Jesucristo y serás salvo tu y toda tu casa.

Su presencia trae salvación, el evangelio preserva la vida. La presencia del Espíritu Santo trae convicción de pecado para recibir a Cristo. Hay una promesa para los que reciben a Cristo, seremos salvos nosotros y toda nuestra familia. Su presencia trae cambio. El carcelero recibió la Palabra, y fue bautizado, de ser un hombre rudo e inhumano les sirvió a Pablo y les curó las heridas que le produjeron al azotarlos anteriormente.
Finalmente vemos a Pablo y a Silas que los dejaron libres pero ellos pidieron que vinieran los magistrados a sacarlos de la cárcel. Cuando nosotros nos entregamos a Dios, el restaura nuestras vidas, restituye lo que el diablo robo, y hace cambios en nuestra familia. Un misionero en el África le compartió del evangelio al brujo de una tribu ahí, y este hombre recibió la salvación en Jesucristo. Mas tarde el misionero en su choza en la jungla y a media noche mientras dormía su cama se movió de su lugar, el hombre de Dios despertó y reprendió al diablo y regresó a su cama para dormirse nuevamente y se dio cuenta que la cama estaba fuera de lugar, entonces le grito que regresara su cama a su lugar, y la cama volvió otra vez a su lugar y entonces el misionero volvió a reprenderlo y echarlo fuera de ahí.

Dios es restituidor de lo que el enemigo te roba. La presencia de Dios trae restitución.

(Predica del pastor Alberto González el domingo 7 de Febrero de 2010 en Kairos Internacional)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s