2010, Año de la Buena Voluntad del Señor

Posted on Actualizado enn

Por Alberto González

Lucas 4:14-30
Y Jesús volvió en el poder del Espíritu a Galilea, y se difundió su fama por toda la tierra de alrededor. Y enseñaba en las sinagogas de ellos, y era glorificado por todos. Vino a Nazaret, donde se había criado; y en el día de reposo entró en la sinagoga, conforme a su costumbre, y se levantó a leer. Y se le dio el libro del profeta Isaías; y habiendo abierto el libro, halló el lugar donde estaba escrito: El Espíritu del Señor está sobre mí, Por cuanto me ha ungido para dar buenas nuevas a los pobres; Me ha enviado a sanar a los quebrantados de corazón; A pregonar libertad a los cautivos, Y vista a los ciegos; A poner en libertad a los oprimidos; A predicar el año agradable del Señor. Y enrollando el libro, lo dio al ministro, y se sentó; y los ojos de todos en la sinagoga estaban fijos en él. Y comenzó a decirles: Hoy se ha cumplido esta Escritura delante de vosotros. Y todos daban buen testimonio de él, y estaban maravillados de las palabras de gracia que salían de su boca, y decían: ¿No es éste el hijo de José? Él les dijo: Sin duda me diréis este refrán: Médico, cúrate a ti mismo; de tantas cosas que hemos oído que se han hecho en Capernaúm, haz también aquí en tu tierra. Y añadió: De cierto os digo, que ningún profeta es acepto en su propia tierra. Y en verdad os digo que muchas viudas había en Israel en los días de Elías, cuando el cielo fue cerrado por tres años y seis meses, y hubo una gran hambre en toda la tierra; pero a ninguna de ellas fue enviado Elías, sino a una mujer viuda en Sarepta de Sidón. Y muchos leprosos había en Israel en tiempo del profeta Eliseo; pero ninguno de ellos fue limpiado, sino Naamán el sirio. Al oír estas cosas, todos en la sinagoga se llenaron de ira; y levantándose, le echaron fuera de la ciudad, y le llevaron hasta la cumbre del monte sobre el cual estaba edificada la ciudad de ellos, para despeñarle. Mas él pasó por en medio de ellos, y se fue.

En una ocasión escuché la anécdota de una señora que cada vez que encontraba una promesa en la Biblia iba corriendo con su pastor a decirle lo que Dios le hablaba en la Palabra Divina, entonces el pastor le decía que esa promesa era para los judíos –ah- decía la señora, entonces procedía a arrancar la hoja donde estaba escrita la promesa. En otra ocasión mientras leía su Biblia encontró una promesa mas, y fue a decirle a su pastor, el cual le dijo que esa promesa fue dada a los griegos del tiempo de Jesús, -ah- decía la señora entonces le arrancaba la hoja a su Biblia, así estuvo hasta que casi mutiló la Biblia. Un tiempo después se encontró enferma y el pastor llego a visitarla, le pidió su Biblia para leerle los pasajes donde habla de sanidad y ella le dio su Biblia, entonces el pastor le pregunto ¿por que arranco las hojas donde se encontraban las promesas de sanidad? a lo que ella le contesto –Porque usted me dijo que esas promesas eran para otros no para mi, por eso arranque las hojas-

Que importante es saber que lo que Jesús hizo por nosotros al venir a esta tierra y darse asimismo es para bendición de nosotros y que cada promesa es para todo aquel que en El cree, la Biblia dice en Lucas 4:18

Lucas 4:18
El Espíritu del Señor está sobre mí, porque me ha ungido para anunciar buenas nuevas a los pobres. Me ha enviado para proclamar libertad a los presos y dar vista a los ciegos, para poner en libertad a los oprimidos, para proclamar el año del favor del Señor.”* (NVI)

Y esto transciende a todos los tiempos hasta llegar a nosotros en la actualidad, La gente se siente cómoda con la religión pero la factura de una vida religiosa es muy alta, como estar viviendo en ruina, pecado, pobreza, etc.

Capernaum dice la Escritura que era su ciudad, porque encontró gente apasionada que le dijeron “quédate conmigo, ven a mi casa”. Jesús busca gente con hambre y pasión. No encontró esto en Nazaret donde se desarrolla nuestra historia de hoy, el entró a la sinagoga como era su costumbre y le dieron a leer el libro de Isaías, el encontró este pasaje y empezó a leer. Todos se asombraron de lo que estaba leyendo y el termino la lectura diciendo hoy se ha cumplido esto delante de ustedes. La gente de Nazaret no se dieron cuenta que esa sinagoga estaba siendo visitada por el Creador del Universo, no tenían hambre de Dios, no había pasión en ellos, solo eran religiosos. Cuando abrimos Biblia y realmente somos impactados por sus promesas y nos aferramos a ellas, entonces empezamos a vivir la vida de Dios en nosotros, sus promesas se cumplen y podemos decir que estamos viviendo en su poder.

En una ocasión estuve en una liberación de un joven adolescente que estaba viviendo en opresión demoníaca porque estaba involucrado en ocultismo. y cuando la familia del joven me llamo para ayudarles con el, después de la liberación, el muchacho tenia miedo de que esos demonios regresaran otra vez a metérsele, como decía el, y no podíamos hacer que se subiera al auto para llevarlo a su casa. y fue cuando escuche la voz del Espíritu Santo diciéndome “dale tu Biblia” y le dije toma mi Biblia, el muchacho se aferro a ello y se subió al carro. Después le dije, esos demonios son como enanos no pueden mas que tu, en el poder de Jesús tu eres libre. Al otro día me enterė que el muchacho volvió a mirar a los demonios pero como enanos en el baño de su casa y entonces les dijo que se fueran en el nombre de Jesús, y ellos salieron de su casa.

Al leer la Biblia el Espíritu Santo nos enseña y nos señala a Cristo. La Biblia nos recuerda sus promesas, que todas estas promesas son para ti y para mí.

Jesús se revela a nosotros como el Mesías.
Cristo el Ungido, esto es lo que significa Jesucristo (Jesús el Ungido) Cuando El dijo: El Espíritu del Señor esta sobre mi, significa que ha sido ungido.

El Espíritu Santo trae armonía.
Donde hay caos, te da sueños, te enseña a tener ideas, te da creatividad, planes. Cuando Dios te da un sueño o un llamado a hacer algo para El y para la humanidad, no son los hombres los que te tienen que cumplir, sino El. Dios escogió a María para traer al bebe Jesús, cuidarlo, criarlo, y le dio todo lo que necesitaba para cumplir ese llamado.

Jesús envío a sus discípulos a esperar la promesa del Padre (Pentecostés) para que dieran testimonio con poder de Jesucristo.
No vayas a hacer algo sin la unción porque ella te dar el poder para sanar a los enfermos, echar fuera los demonios, predicar el evangelio, enseñar la Palabra de Dios, servir en la congregación en un ministerio.

Jesús fue ungido para dar buenas nuevas a los pobres.
Dios desea que prosperes, quiere darte la sabiduría para emprender nuevas empresas, creatividad para mejorar tu negocio, darte todo lo necesario para que seas de gran productividad en esta tierra, en el cielo no necesitaras hacer esto, pero aquí en la tierra debes procurar estar ocupado en tu trabajo y negocio, para que tengas todo lo necesario para tu familia y tu casa.

Jesús fue ungido para proclamar libertad a los cautivos.
Todos los endeudados y que estaban vendidos, sus propiedades estaban confiscadas, el vino para restituir lo que fue robado por el enemigo.

Vino a dar vista a los ciegos.
Jesús trae sanidad a los ciegos. Por las llagas de Jesús somos sanados de nuestras enfermedades, el trae sanidad al cuerpo. Yo mismo fui sanado de mis ojos, desde mis siete años usaba lentes por mas de cuarenta años y hace dos años el Señor Jesús me sano de mis ojos, hoy ya no uso lentes, puedo ver y leer sin necesidad de lentes. En una noche de avivamiento en la CD. de México puse mis manos sobre mis ojos, y Jesucristo me sanó, y puedo ver bien.

Jesús fue ungido para dar libertad a los oprimidos por el diablo.
El trajo consigo el reino de los cielos, el vino a liberar a todo aquel que se encuentra oprimido por el enemigo. la tierra y la gente le pertenece a Cristo. y el vino a tomar de regreso lo que es de El. Jesús salva y libera.

También vino a proclamar el año del favor del Señor.
Este año es el llamado año de Jubileo, ocurría cada cincuenta años y todo lo que habían empeñado por necesidad de dinero y comida, aun se habían vendido como siervos a sus hermanos, y esperaban que llegara el año de jubileo para poder tener todo de regreso. Muchos no llegaban a ver cumplidos sus anhelos, porque morían, otros ignoraban, pero otros estaban a la expectativa de la llegada del año de jubileo, se tocaba trompeta cuando empezaba y todo regresaba a su dueño original. Hoy cuando conocemos a Cristo empezamos a vivir en sus promesas y podemos recibir el favor de Dios a nuestras vidas, esto es vivir en el año de jubileo. Vivir en su Presencia es vivir el Año de su Buena Voluntad.

(Prédica dada por el pastor Alberto González el domingo 27 de Diciembre de 2009 en Kairos Internacional)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s