La verdadera prosperidad

Posted on Actualizado enn

Por Alberto González

Pastor Alberto GonzálezHay una historia real sobre un tejano llamado Yates, en el tiempo de la gran depresión. Este hombre pastor de ovejas, no lograba sacar lo suficiente para pagar la hacienda y como muchos otros tuvo que vivir del subsidio gubernamental. Día tras día vivía apacentando sus ovejas y con la preocupación de cómo pagar los gastos de la hacienda. Un día llego a su hacienda una cuadrilla de trabajadores sismógrafos que le dijeron que si les permitía taladrar su tierra, ya que sospechaban que había petróleo en ellas, el hombre les firmo un contrato de arrendamiento.  Los sismógrafos encontraron una enorme reserva de petróleo, que treinta anos después aun tenia para extraer 125,000 barriles diarios. El Sr. Yates enriqueció. Este hombre era un multimillonario viviendo en extrema pobreza, ¿el problema? no sabia que el petróleo estaba allí, aunque el era el dueño.

Así como este Sr. yates por muchos años vivió de la asistencia del gobierno, con escasos recursos, no sabia que había adquirido un campo con una riqueza bajo sus pies. Los hijos de Dios en Cristo Jesús, nos volvemos herederos de sus riquezas y bendiciones espirituales, emocionales, económicas  y de salud (sanidad) para nuestro cuerpo.

Esta carta escrita por el apóstol Juan inspirando por el Espíritu Santo se dirige a un siervo de Dios llamado Gayo

3 Juan 1:2
Amado, yo deseo que tú seas prosperado en todas las cosas y que tengas salud, así como prospera tu alma.

Dios mismo hablando a sus siervos expresando los mejores deseos y expectativas de parte de Dios.

El propósito de la vida cristiana, es entender lo que nos dice el versículo que leímos dice:

“Amado”

Hay una anécdota de un hombre que estaba buscando trabajo y junto con su amigo fueron a una entrevista, el jefe de recursos humanos de la empresa, le pregunto, ¿sabe usted algo de contabilidad? –no- le contesto el hombre, ¿sabe usted algún idioma extranjero? –no- le contesto el hombre, y así le estuvo preguntando hasta que le dijo -bueno ¿que sabe usted hacer? –Nada-  entonces el entrevistador le pregunto ¿Y su amigo que lo acompaña? el hombre  contesto -el es mi ayudante-.

Fuimos creados por un Dios amoroso. Un reflejo del amor de Dios, vea  una madre cuando cuida a su bebe, aun a pesar del trabajo que esto trae, una madre se desvive por su bebe, Dios nos dice que somos amados, el mensaje de salvación comienza con arrepentimiento y el sacrificio de Jesucristo en la cruz nos habla de que Dios es Amor.

1 Juan 4:8
El que no ama, no ha conocido a Dios; porque Dios es amor.

1 Juan 4:16
Y nosotros hemos conocido y creído el amor que Dios tiene para con nosotros. Dios es amor; y el que permanece en amor, permanece en Dios, y Dios en él.

Juan 3:16
Porque de tal manera amo Dios al mundo que dio a su hijo unigénito para que todo aquel que en el cree no se pierda mas tenga vida eterna.

Dios nos ama y desea prosperarnos, ese es Su deseo.

“Deseo que seas prosperado en todas las cosas”

La palabra prosperidad en griego es Eudoo, éxito en el camino, éxito en alcanzar algo. Dios desea que alcancemos éxito en nuestros asuntos, ten éxito en lo que haces.

Prosperidad Espiritual. La gente con éxito espiritual siempre tiene algo que dar, oran por los enfermos, dan ánimo, son abundantes en paz, gozo, y en la Palabra de Dios, oración, adoración a Dios, nunca están faltos, siempre tienen de Dios, y lo dan a otros.

Prosperidad Económica. Las necesidades de cada persona varían de una a otra, no son las mismas. Un obrero de la construcción, no necesita un carro del año para mover su material de trabajo, su herramienta, ladrillos, etc. lo que necesita es un camión de carga que este fuerte para cargar todo eso. y para ir al trabajo no debe vestir traje y corbata, necesita ropa de trabajo duro. de igual manera, el que trabaja en una oficina necesita ropa de oficina para dar una buena impresión a la empresa que representa.

El deseo de Dios es darnos prosperidad económica, ya que la pobreza no glorifica a Dios, porque el es un Dios próspero, hay una doctrina que erróneamente habla de prosperidad, la Biblia habla de prosperidad y hay condiciones para llegar a ser bendecidos abundantemente.

Salmo 1:2-3
Bienaventurado el varón que no anduvo en consejo de malos sino que en la ley de Dios medita de día y de noche, Será como un árbol plantado junto a corrientes de agua que da su fruto a su tiempo y su hoja no cae.

Muchos pastores y maestros no les gusta hablar de la prosperidad por temor a caer en las exageraciones sobre este tema, pero la Biblia habla mucho del hombre que es diligente en su trabajo, de las personas que son ahorradoras y generosas, las personas que no se meten en deudas o en el crédito,  las personas que ofrendan y pagan sus diezmos a Dios, estas personas cumplen las condiciones para recibir de Dios la bendición sobre todo lo que hacen.

No te endeudes

Romanos 13:8
No debáis a nadie nada,  sino el amaros unos a otros;  porque el que ama al prójimo,  ha cumplido la ley.

Sal de tus deudas, paga lo que debes y no te vuelvas a meter en ellas.

Proverbios 22:26-27
No seas de aquellos que se comprometen, Ni de los que salen por fiadores de deudas. Si no tuvieres para pagar, ¿Por qué han de quitar tu cama de debajo de ti?
 

Se  trabajador

Proverbios 22:29
¿Has visto hombre solícito en su trabajo?  Delante de los reyes estará; No estará delante de los de baja condición.

Diligente en el trabajo, trabajador, no perezoso, no perder tu tiempo en charlas, cafecitos, en tiempo que tienes que laborar ya que como cristiano eres

Proverbios 10:4-5
La mano negligente empobrece;
Mas la mano de los diligentes enriquece.
El que recoge en el verano es hombre entendido;
El que duerme en el tiempo de la siega es hijo que avergüenza.

Se generoso

Proverbios 11:25
El alma generosa será prosperada; Y el que saciare,  él también será saciado.

Desde siempre ha habido tiempos críticos, donde hay escasez, naturalmente el hombre cierra su mano para dar a los demás, pero el hombre de Dios es generoso, paga sus diezmos al lugar donde se congrega, y sus ofrendas, porque precisamente en fe da, abre su mano y da, y entonces el también recibirá de parte de Dios abundancia.

Se íntegro
No comprometas tus valores cristianos, haciendo fraudes, trampas y no pagando tus impuestos, engañando para tener un poco mas, haciendo esto es cuando viene tu ruina.

Buena salud
Las enfermedades son consecuencias de la entrada del pecado de la humanidad y el deterioro por la edad. Jesús nos redimió del poder del pecado y sus consecuencias. Hay enfermedades que son resultado del  pecado, como el mal uso de la sexualidad. La culpa el temor y el rencor también causan en nosotros enfermedades, las adicciones al alcohol y a las drogas traen enfermedades a nuestros cuerpos. 

Otras consecuencias de las enfermedades en nuestros cuerpos son los malos hábitos, como una mala alimentación. Sin embargo otras enfermedades no hay explicación porque llegan a tocar nuestro cuerpo, pero Cristo Jesús pago por todas ellas, en El:

Hay provisión de sanidad
Siempre lo estaremos diciendo y una vez mas que en la cruz del calvario El pagó por las enfermedades, como lo hizo por los pecados, en el nombre de Jesús y con la unción del Espíritu Santo (poder de Dios) tenemos la sanidad de nuestro cuerpo enfermo.

Prosperidad del alma
En la novela de Miguel de Cervantes Saavedra, el Licenciado Vidriera: El estudiante Tomás Rodaja marcha a Salamanca a estudiar acompañando de un noble y allí se licencia con honores; viaja por diversas ciudades de Italia, pero pierde la razón a causa de una pócima de amor que le han suministrado en secreto y cree tener el cuerpo de vidrio y ser sumamente frágil, por lo que se obsesiona con la idea de romperse en mil pedazos. Sin embargo, su agudeza es sorprendente y todos le consultan a modo de consejero. el duerme en una cama hecha de paja, como las tacitas de porcelana, para no quebrarse, y cuando los niños del barrio por burlarse de el le tiran piedras, el piensa que se romperá en mil pedazos.

Las preguntas que nos hacemos constantemente son las siguientes: ¿Porque hay hombres malos que tienen buenas esposas e hijos? ¿Por qué hay hijos malos, teniendo padres buenos? ¿Por qué que hay gente pobre en empresas prosperas? ¿Por qué hay gente le llegan oportunidades y las deja ir?

Enfermedades del Alma
El temor, timidez, fobias (a diferentes cosas), rencor, falta de perdón, rechazo, ser extremedamenate sensibles, muy quebradizos en la relación, apatía, lujuria, hábitos sexuales pecaminosos, la lista puede continuar. Estas son cargas pesadas para llevar. Somos como el indio que llevaba una gran carga, y paso un camión, el hombre que iba al volante se compadeció de el y le invito a subir y llevarlo a su destino, al poco rato miro por el espejo retrovisor vio al indio atrás parado y con la carga todavía en el hombre, y paro el carro para preguntarle porque no bajaba la carga y descansaba de ella, el indio le contesto – es que no quiero ser una carga para usted – Jesucristo nos invita a poner nuestras cargas en el.

Mateo 11:28.
Vengan a mi todos los que están trabajados y cansados y yo los harė descansar.

En Jesús hay provisión de todo Cuerpo Alma y Espíritu, recíbele para que puedas disfrutar de todas sus bendiciones

(Predica dada por el pastor Alberto González en Kairos Internacional el domingo 8 de Noviembre de 2009)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s