Preparémonos para el Gran Viaje

Posted on Actualizado enn

Por Alejandro Olivas

Génesis 28:20
E hizo Jacob voto, diciendo: Si fuere Dios conmigo, y me guardare en este viaje en que voy, y me diere pan para comer y vestido para vestir, y si volviere en paz a casa de mi padre, Jehová será mi Dios.

Alejandro OlivasUna de las cosas que mas disfruto es el poder viajar (y supongo que de igual manera a muchos de ustedes), pero particularmente me gusta viajar en automóvil, pues me da la oportunidad de conocer los puntos intermedios entre el origen y mi destino. Puedes detenerte en el momento que lo desees, aunque el viaje es mas largo a comparación de lo que podría ser en avión, sin embargo es un placer y un gozo el poder conocer cada ciudad por la que cruzas.

Así mismo, el estar en el camino del Señor es como un viaje, el cual debemos de disfrutar, pues en el camino nos encontramos con muchas satisfacciones, emociones y sobre todo, nos preparamos para llegar a nuestro destino, que es estar en la presencia de Dios por la eternidad.

Haremos una analogía, para comprender como debemos prepararnos para emprender el viaje que Jesús nos exhorta en (Marcos 16:15): Y les dijo: Id por todo el mundo y predicad el evangelio a toda criatura.

Para esto, clasificaremos el proceso en seis sencillos pasos:

1) Servicio al automóvil
    • Tener un Ministerio
    • Evangelizar
2) Fijar el rumbo o ruta
    • Ser Fiel
3) Concentración
    • No peques
    • No te distraigas
4) Combustible
    • Lee la Biblia
    • Congrégate
5) Descanso y alimento
    • Poner tus cargas en Jesús
6) Llegas al destino
    • Estar en su presencia por la eternidad

Paso 1)  –  Servicio al automóvil

Antes de que inicies un viaje, debemos asegurarnos de que el automóvil cuente con las condiciones necesarias para iniciar el recorrido, verificamos los niveles de aceite, filtros de aire, de gasolina, que las llantas estén en perfecto estado, así como su refacción, en fin, todo lo que sea necesario para asegurarnos que podemos irnos seguros.

En servicio en el viaje espiritual es el ministerio, así que primeramente, debemos comprender lo que significa la palabra ministerio:

Ministerio.
(Del lat. ministerĭum, servicio).
– m. Cargo, empleo, oficio u ocupación.
– m. Uso o destino que tiene algo.

El servir en el ministerio es un gran privilegio, hasta el mismo Jesús se despojó de su deidad para ser un servidor, el mismo les lavó los pies a sus discípulos.

I Corintios 12:4-11
Ahora bien, hay diversidad de dones, pero el Espíritu es el mismo. Y hay diversidad de ministerios, pero el Señor es el mismo. Y hay diversidad de operaciones, pero Dios, que hace todas las cosas en todos, es el mismo. Pero a cada uno le es dada la manifestación del Espíritu para provecho. Porque a éste es dada por el Espíritu palabra de sabiduría; a otro, palabra de ciencia según el mismo espíritu; a otro, fe por el mismo Espíritu; y a otro, dones de sanidades por el mismo Espíritu. A otro, el hacer milagros; a otro, profecía; a otro, discernimiento de espíritus; a otro, diversos géneros de lenguas; y a otro, interpretación de lenguas. Pero todas estas cosas las hace uno y el mismo Espíritu, repartiendo a cada uno en particular como él quiere.

II Corintios 4:1-2
Por lo cual, teniendo nosotros este ministerio según la misericordia que hemos recibido, no desmayamos. Antes bien renunciamos a lo oculto y vergonzoso, no andando con astucia, ni adulterando la palabra de Dios, sino por la manifestación de la verdad recomendándonos a toda conciencia humana delante de Dios.

Efesios 4:11-12
Y él mismo constituyó a unos, apóstoles; a otros, profetas; a otros, evangelistas; a otros, pastores y maestros, a fin de perfeccionar a los santos para la obra del ministerio, para la edificación del cuerpo de Cristo.

Paso 2)  –  Fijar el rumbo o ruta

En este paso, estamos hablando de Fidelidad. Una vez que iniciamos el camino hacia nuestro destino, debemos seguir por la ruta que trazamos, pues eso nos dará la seguridad que necesitamos para no perdernos, así mismo, al estar caminando de la mano de Dios debemos ser fieles a El, sin lugar a dudas, ¡¡ es el mejor camino !!

Daniel 12:10
Muchos serán limpios, y emblanquecidos y purificados; los impíos procederán impíamente, y ninguno de los impíos entenderá, pero los entendidos comprenderán.

Efesios 1:3-4
Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él.

Santiago 1:12-14
Bienaventurado el varón que soporta la tentación; porque cuando haya resistido la prueba, recibirá la corona de vida, que Dios ha prometido a los que le aman. Cuando alguno es tentado, no diga que es tentado de parte de Dios; porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni él tienta a nadie; sino que cada uno es tentado, cuando de su propia concupiscencia es atraído y seducido.

II Pedro 1:5-7
Vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.

Paso 3)  –  Concentración (Sin Distracciones)

La concentración es muy importante en carretera, de esta manera evitaremos un incidente. Recuerda que los accidentes suceden en un parpadeo.

Pero en el camino hacia nuestra meta espiritual, también debemos concentrarnos, ¿cómo? Sin distracciones que nos puedan llevar al pecado. El mundo ofrece muchas cosas que te pueden deslumbrar, pero Satanás no te muestra lo que pasa al final de lo que te ofrece, el solo te ofrece el principio, el no te dice que si caes en las drogas o el alcohol, sufrirás de terribles adicciones, tampoco te dice que el adulterio te lleva a consecuencias desastrosas en las que puedes perder a tu familia.

Deuteronomio 5:32-33
Mirad, pues, que hagáis como Jehová vuestro Dios os ha mandado; no os apartéis a diestra ni a siniestra. Andad en todo el camino que Jehová vuestro Dios os ha mandado, para que viváis y os vaya bien, y tengáis largos días en la tierra que habéis de poseer.

Filipenses 4:8
Por lo demás, hermanos, todo lo que es verdadero, todo lo honesto, todo lo justo, todo lo puro, todo lo amable, todo lo que es de buen nombre; si hay virtud alguna, si algo digno de alabanza, en esto pensad.

Muchas personas piensan que el pecado entra primero por los ojos, sin embargo, La Biblia nos dice que el pecado entra en tu vida mediante este orden:
  1. Los deseos de la carne
  2. Los deseos de los ojos
  3. La vanagloria de la vida

I Juan 2:16
Porque todo lo que hay en el mundo, los deseos de la carne, los deseos de los ojos, y la vanagloria de la vida, no proviene del Padre, sino del mundo.

Desde el principio de la creación, el pecado entró en la vida del hombre basado en el mismo orden.

Génesis 3:6
Y vio la mujer que el árbol era bueno para comer (Deseos de la carne), y que era agradable a los ojos (Deseos de los ojos), y árbol codiciable para alcanzar la sabiduría (Vanagloria de la vida); y tomó de su fruto, y comió; y dio también a su marido, el cual comió así como ella.

De igual manera, en el libro de Lucas 4, narra cuando Jesús fue a orar y ayunar al desierto por cuarenta días y se le trató de de engañar
• Entonces el diablo le dijo: Si eres Hijo de Dios, di a esta piedra que se convierta en pan. (Deseos de la carne)
• A ti te daré toda esta potestad, y la gloria de ellos; porque a mí me ha sido entregada, y a quien quiero la doy. Si tú postrado me adorares, todos serán tuyos. (Deseos de los ojos)
• Si eres Hijo de Dios, échate de aquí abajo; porque escrito está: A sus ángeles mandará acerca de ti, que te guarden; y, En las manos te sostendrán, Para que no tropieces con tu pie en piedra. (Vanagloria de la vida)

Paso 4)  –  Combustible

El combustible para el automóvil es fundamental, ya que sin el, nos quedaremos a mitad del camino, así mismo, si no le damos alimento al espíritu, nos quedaremos varados y no alcanzaremos a recibir todas las promesas que Dios ha preparado para nuestras vidas.

El combustible es: el congregarse y el leer La Biblia.

Congregar.
(Del lat. congregāre).
– tr. Juntar, reunir.

Hebreos 10:24-25
Y considerémonos unos a otros para estimularnos al amor y a las buenas obras; no dejando de congregarnos, como algunos tienen por costumbre, sino exhortándonos; y tanto más, cuanto veis que aquel día se acerca.

Josué 1:8
Nunca se apartará de tu boca este libro de la ley, sino que de día y de noche meditarás en él, para que guardes y hagas conforme a todo lo que en él está escrito; porque entonces harás prosperar tu camino, y todo te saldrá bien.

Paso 5)  –  Descanso y Alimento

Nuestro cuerpo requiere de descanso y alimento, sobre todo en un recorrido de grandes distancias, de no hacerlo, podemos desgastarnos, agotarnos o incluso enfermarnos, y en un caso extremo, hasta morir.

De la misma manera, el descanso y el alimento espiritual son fundamentales, sin ellos, el viaje será cansado y tus cargas serán cada vez más grandes, los yugos en tu espalda serán cada vez mas pesados, los afanes de la vida te sobrepasarán y de repente sentirás que no hay salida.

Pero la buena noticia es que nuestro alimento y descanso es “Jesús”, su palabra nos dice:

Juan 6:35
Jesús les dijo: Yo soy el pan de vida; el que a mí viene, nunca tendrá hambre; y el que en mí cree, no tendrá sed jamás.

Juan 6:47:50
De cierto, de cierto os digo: El que cree en mí, tiene vida eterna. Yo soy el pan de vida. Vuestros padres comieron el maná en el desierto, y murieron. Éste es el pan que desciende del cielo, para que el que de él come, no muera.

Santiago 5:13-14
¿Está alguno entre vosotros afligido? Haga oración. ¿Está alguno alegre? Cante alabanzas. ¿Está alguno enfermo entre vosotros? Llame a los ancianos de la iglesia y oren por él, ungiéndole con aceite en el nombre del Señor.

Éxodo 33:14
Y él dijo: Mi presencia irá contigo, y te daré descanso.

Isaías 30:15
Porque así dijo Jehová el Señor, el Santo de Israel: En descanso y en reposo seréis salvos; en quietud y en confianza será vuestra fortaleza.

Mateo 11:29
Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; porque mi yugo es fácil, y ligera mi carga.

Paso 6)  –  Llegar al destino

Al final de un largo viaje, nos sentimos felices al llegar a nuestro destino, en ese momento, lo único que importa es disfrutar de nuestro destino, ya sea en la playa, con la familia, en el campo, no importa donde sea, solo lo disfrutamos.

Ahora, imagina el destino espiritual de nuestro viaje… estar en la presencia de Dios por la eternidad, estar frente al Dios viviente, donde no hay dolor, donde no hay calor, ni necesidades, tampoco hay riñas, peleas, la delincuencia no existe mas.. Solo hay amor, gozo y alabanza.

Jesús nos promete que habrá una casa para cada uno de sus hijos.

Juan 14:1-6
No se turbe vuestro corazón; creéis en Dios, creed también en mí. En la casa de mi Padre muchas moradas hay; si así no fuera, yo os lo hubiera dicho; voy, pues, a preparar lugar para vosotros. Y si me fuere y os preparare lugar, vendré otra vez, y os tomaré a mí mismo, para que donde yo estoy, vosotros también estéis. Y sabéis a dónde voy, y sabéis el camino.

Mi deseo es que te prepares y disfrutes el viaje, este es el viaje mas importante que harás en tu vida, pues este define hacia que destino llegarás, recordando que solo hay dos destinos, el cielo y el infierno… y ambos son por la eternidad.

(Prédica dada por Alejandro Olivas el día 21 de Octubre de 2009)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s