Bueno es el SEÑOR con quienes en él confían

Posted on Actualizado enn

Por Alejandro Olivas

Lamentaciones 3:22-25 (NVI)
(22) El gran amor del SEÑOR nunca se acaba, y su compasión jamás se agota.
(23) Cada mañana se renuevan sus bondades; ¡muy grande es su fidelidad!
(24) Por tanto, digo: «El SEÑOR es todo lo que tengo. ¡En él esperaré!»
(25) Bueno es el SEÑOR con quienes en él confían, con todos los que lo buscan.

Alejandro OlivasAlguien bien dijo que el desánimo es un aposento sombrío donde los negativismos del temor y el fracaso se desarrollan. Existen los que son alentadores y los que son desalentadores. ¿Has conocido a un desalentador? Son como un trago de agua a un hombre que se ahoga. Ellos pueden iluminar un salón con sólo salir de éste. Te dejan debilitado y deprimido. Por el contrario, una persona alentadora te deja lleno y renovado.

Dios ha acaparado el mercado del ánimo. Todo el ánimo y consuelo proviene de Dios. Nunca te pareces más a Dios que cuando motivas a otros. Y nunca te pareces más al diablo que cuando desanimas a la gente.

Mi esposa y yo hemos descansado en Dios, cada día, cada acción, cada oportunidad, cada mañana es una nueva oportunidad de tomar para nosotros las bondades de nuestro amado, todo esto en el Nombre de Jesús.

Un caso práctico es este: El lunes pasado, nuestro vehículo presentó un problema el cuál requería reparación y cambio de piezas urgentes, simplemente la pieza que necesitabamos nos costaba arriba de mil pesos, además de la mano de obra, no podíamos costear ese gasto en ese momento, sin embargo, teníamos que arreglarlo, pues no podíamos darnos el lujo de quedarnos sin carro. Pero a pesar de ello, teníamos buen ánimo, confiábamos en que “un milagro sucedería”. Mientras nos trasladamos al taller, mi esposa y yo orabamos y sonreíamos juntos, el buén ánimo nunca dejó de estar en nosotros.

La sorpresa que tuvimos fué que, el mecánico no nos cobró nada, ni siquiera la pieza nueva, mucho menos la mano de obra, simplemente dijo: “No es nada, así está bién”.

Podrás pensar: -bueno, tal vez era amigo tuyo- y te diré: no, no somos amigos… o me dirás: -quizás es cristiano- y no, no lo es. La respuesta correcta bién la dijo el profeta Jeremías: Bueno es el SEÑOR con quienes en él confían.

Mi esposa y yo no parábamos de dar gracias a Dios por tan hermosa bendición. ¡¡¡Que maravillosa es tu misericordia Dios, tu amor no tiene comparación!!!

Nosotros nunca pensamos en que sería gratis una reparación mecánica en un taller especialista, solo le pedimos que fuera algo que pudiésemos pagar en ese momento. Pero mi Dios siempre nos sorprende como un padre amoroso que quiere ver una sonrisa en sus hijos.

II Samuel 22:31 (NVI)
El camino de Dios es perfecto; la palabra del SEÑOR es intachable. Escudo es Dios a los que en él se refugian.

Querido(a) amigo(a)… ESA ES LA BENDICIÓN DE DIOS… Por favor, lee la publicación titulada: “La Bendición solo proviene de Dios”

https://kairosinternacional.wordpress.com/2009/09/01/la-bendicion-solo-proviene-de-dios/

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s